¡A Sudar la Camiseta!

Home / ¡A Sudar la Camiseta!

No dejo de notar como cada vez menos los gimnasios son sólo lugares “para ver y ser vistos”.  La gente va para entrenar en serio, bien porque quieren mantenerse más sanos, más en forma, o porque están por participar en alguna competencia (10k, 21k, triatlón, etc.). El denominador común para todos es que han integrado el ejercicio físico en sus rutinas, por lo que cada vez es más importante que su vestuario se vea bien en el “gym” pero, también en el mundo real y que el mismo tenga la versatilidad de acompañarnos del mundo del deporte a la Oficina, a la Junta de Padres y Representantes, al Mercado y hasta a la Universidad.

 

El uso de la ropa deportiva fuera del gimnasio, se inicia en las calles como un fenómeno nacido del gueto, ha permeado al estilo de vida donde hoy todos tenemos la necesidad de practicar algún deporte y ha ido escalando poco a poco a la industria de la moda y el lujo. Ya no sólo como la necesidad de contar con ropa y materiales cada vez más sofisticados para ayudar a nuestro rendimiento deportivo. Desde las colaboraciones de Stella Mc McCartney con Adidas, los diseñadores han sido seducidos por este clamor de las masas de poder tener estilo incluso cuando se está sudando y con el cuerpo adolorido. Pero, sobre todo cuando lo único que queremos es vernos bien.

SUS1

 

Poco a poco notamos que una sudadera y una falda lápiz son los mejores amigos de una chica, que el calzado deportivo si está hecho de piel y en colores neutros puede ir a la oficina, y que hasta las fashionistas más recalcitrantes se han dejado seducir y cambiado sus stilettos por un par de Vans o Converse con estilo.

13940355760092

 

Isabel Marat nos convenció que no había que renunciar a la altura por la comodidad al introducir los wedges sneakers y de allí, a usar pantalones deportivos en todo tipos de estampados y en telas que desafían números de dos cifras, ha habido sólo un paso. Chanel mostró en su colección de Otoño-Invierno 2014/2015 un desfile recreado en un supermercado donde las modelos asemejaban al ama de casa y ejecutiva que debe combinar la comodidad y la elegancia en cualquier ambiente: con ello abrió una puerta que ya no habrá de cerrarse más.

Los diseñadores han llevado la conversación con el público fuera de la cancha y miles de estilistas se han abocado a la tarea de crear, combinar y reproducir el sporty chic.

 

 

Los shorts de corte deportivo, las franelas de nuestro equipo favorito, las gorras de baseball, y las zapatillas deportivas ya tienen carta blanca en nuestra vestimenta del día a día; y a los caballeros se les ha permitido licencias de colores (amarillos, naranjas, verdes lima) que sólo estaban permitidas en el gimnasio. ¡Claro, la idea no es ir por el mundo como si se tratara de la final del Mundial de Futbol, ni como si estuviéramos en la línea de salida del último Iron Man!

 

The-Rock-n-Roll-Punk-Sporty-Chic-Styles-For-Men-11

El objetivo (y he aquí el quid de la cuestión) es combinar armoniosamente y balancear la figura; jugar con proporciones, colores y piezas donde se mezcla lo práctico con lo sublime: los brillos de un collar de pedrería o una falda de lentejuelas con unos Converse. Un bolso de diseñador (¡preferiblemente!) con un overall de mezclilla o una chaqueta de tweed sobre unos leggins de corredor….

 

mens-fashion-clothing-12

Puede sonar complicado (bueno, de hecho el lograr armonía dentro del sporty chic, lo es) pero una de las ventajas de probarlo es poder trasladar a nuestra vida diaria ese sentimiento maravilloso que tenemos cuando corremos ese kilometro adicional,   nadamos esa piscina extra, hacemos esa respiración más en la esterilla de yoga que nos hace sentir superhéroes, esa satisfacción de dar el 110% de nosotros mismos en todo lo que hacemos y mostrar al mundo que somos capaces de sudar la camiseta.

Leave a Comment