The Next

Home / The Next

Mi esposo y yo tenemos por costumbre (¡y lo disfrutamos mucho!) el salir a conocer un restaurant nuevo cada cierto tiempo y dependiendo de la experiencia, lo calificamos entre nosotros como un nuevo favorito o como un “next”. Lo que quiere decir: “¡que venga el siguiente, porque a éste no volvemos más!”. Seguramente se preguntaran que criterios de evaluación seguimos para esta calificación. Pues son diversos factores. Obviamente, el primero es la calidad de la comida y su presentación, otras muy importantes son la atención y el ambiente, así como lo “cool” que este sitio pueda ser.

 

Esta clasificación de “next” la he empezado a aplicar en la realización de mi actividad cardiovascular favorita: el shopping. Esto mediante la evaluación, cada vez de forma más estricta, de la experiencia de compra como tal, y de la calidad de la ropa per se. No sé si sea una cosa de haber entrado en la “adultez” lo que me genera una mayor consciencia acerca de lo que compro, del gasto que ello implica e incluso del impacto en el ambiente que tienen el consumo irracional de telas y materiales. Pero, ya no busco tener cantidad sobre calidad. Ahora busco la historia detrás de las piezas que adquiero; valoro tremendamente la técnica que hace posible que una pieza caiga de determinada manera y el esfuerzo de un diseñador (o diseñadora) en transmitirme un concepto a través de una determinada prenda.

 

fashion-enquirer-paris-ss25

 

Uno de los legados del recientemente fallecido Oscar de la Renta a la moda fue que privilegió la calidad sobre la imagen que proporcionaban sus diseños. Por eso su estilo será eterno, y por eso logró mantenerse en la cúspide de la moda por más de 50 años, reinventándose sin perder su esencia.

 

oscar-de-la-renta-exhibit-beyonce

Vestido Oscar de la Renta modelado por Beyoncé

 

Con ello no reniego del fast fashion, creo que es importante tener esa gratificación inmediata que da una pieza de Zara, Mango, etc. “inspirada” en la última colección de algún creador que quizás de otra forma no podríamos costear. Además, el mezclar piezas de bajo costo con elementos de firma o de haute couture, es una de las tendencias más chic hoy por hoy, pues da ese look urbano y moderno tan reseñado por los medios especializados.

Telas de Calidad son imprescindibles en la buena Sastrería

Telas de Calidad son imprescindibles en la buena Sastrería

Sin embargo, todas estas consideraciones pierden validez cuando uno se prueba una prenda de diseño, donde el entalle es perfecto, la tela es fabulosa al tacto y a la vista, hay un máximo de cuidado y atención a los detalles; y además la experiencia de compra te hace sentir como un verdadero VIP. Es en ese momento cuando pensamos en la vez que compramos en alguna cadena de moda masiva y nuestra primera reacción es: ¡Next!

Comments

    José Antonio Nigro

    Me encanta como escribes querida amiga! Me encanta verte re-inventada….
    Best friends forever!

    Reply

Leave a Comment