La Moda y el Feminismo

Home / La Moda y el Feminismo

La conmemoración del Día Internacional de la Mujer no dejó a nadie indiferente.

 

Es por ello que me armé de valor para poner mi punto de vista sobre el tema y por supuesto de darle un guiño al mismo desde el contexto de la moda.

La Moda y el Feminismo siempre han tenido puntos de encuentro y desencuentro. Desde las primeras mujeres que osaron usar pantalones y quemar sostenes como forma de protesta es indudable que una prenda de ropa ha sido el instrumento para que podamos expresar nuestra conformidad o disconformidad en relación con los derechos de la mujer.

 

Sólo el 40% de las casas de moda y marcas tienen a mujeres como sus CEO o Directoras Creativas

Sólo el 40% de las casas de moda y marcas tienen a mujeres como sus CEO o Directoras Creativas

 

Sin embargo, la industria de la Moda, pese a ser un sector económico dedicado en un alto porcentaje a la satisfacción de los gustos y necesidades de las mujeres, no puede considerarse una industria donde las inequidades hayan desaparecido.

Sólo un 40% de las marcas y casas de moda de la actualidad están lideradas por mujeres.

Es una dramática realidad las condiciones laborales de las trabajadoras textiles en el tercer mundo que no sólo son injustas desde una perspectiva de género, sino humana.

Las revistas y la publicidad en la moda siguen enviándonos el mensaje de que femineidad es belleza, colores suaves y sutiles, cuerpos con medidas irreales y una perfección corporal a la que muchas, ni viviendo solo para ello, podremos alcanzar.

 

La mano de obra en la industria textil es predominantemente femenina y en muchas regiones del mundo las condiciones laborales  y salariales de estas se acercan a los de un régimen de esclavitud

La mano de obra en la industria textil es predominantemente femenina y en muchas regiones del mundo las condiciones laborales y salariales de estas se acercan a los de un régimen de esclavitud

 

Sin embargo, las más recientes pasarelas internacionales han estado plagadas de mensajes aludiendo al feminismo y a la necesidad de incluir prácticas más justas en lo relacionado al ámbito laboral y social en el que se desenvuelven las mujeres. Si bien está confrontación me parece positiva, a veces dudo si ante la avalancha de mensajes en pro de los derechos de la mujer privan intereses lucrativos más que reivindicativos.

 

Siento que soy muy afortunada, como muchas de mi generación, de haber nacido mujer a finales del siglo XX y en Occidente pues mis batallas han sido más sencillas que las de mis pares en otras épocas y regiones del mundo. No tuve que enfrentarme, como mis abuelas y bisabuelas, a la negativa de “los hombres de la familia” para realizar estudios universitarios. Ni pedir permiso para cortarme el pelo, viajar sola o escoger a mi pareja.

 

Maria Grazia Chiuri directora creativa de Dior, la primera mujer en esa posición en 70 años de existencia de la marca, aboga por mensajes feministas en sus desfiles y propuestas de moda

Maria Grazia Chiuri directora creativa de Dior, la primera mujer en esa posición en 70 años de existencia de la marca, aboga por mensajes feministas en sus desfiles y propuestas de moda

 

Quizás mis batallas son más sutiles, pero igualmente complejas pues toca enfrentarse a la naturalización de la desigualdad.

 

Así pues, debo enfrentar que se me juzgue ( y se me discrimine) por mi decisión de no ser madre porque se supone que la maternidad es condición sine equa non para la realización personal de cada mujer, como si no fuera dueña de mis propias decisiones.

 

Que los hombres tengan mejores salarios, aunque desempeñemos las mismas funciones y contemos con iguales niveles de formación. Que el balance entre la vida profesional y personal siempre tenga una carga mayor para la mujer; que deba sacrificar mi femineidad para lucir poderosa; o bien que expresar mi sexualidad a través de la ropa justifica un piropo soez, acoso, o peor aún, una violación.

 

Toda esta vuelta al feminismo como una “tendencia” sin duda podría tener un lado banal y frívolo que sólo se quede en unos cuantos mensajes impresos en t-shirts. Sin embargo, quiero darle mi voto de confianza a la industria de la Moda, especialmente a las mujeres que trabajan en ella, y pensar que el hacernos más conscientes de la realidad y de las desigualdades que necesitan ser reivindicadas, generará una mayor información sobre el tema y menos conformidad ante dichas injusticias.

 

Los Derechos de la Mujer son Derechos Humanos

Los Derechos de la Mujer son Derechos Humanos

 

La moda es un lenguaje silente pero no por ello menos poderoso, y en estos momentos está enviando un mensaje alto y claro que hará mella en el futuro para lograr una Sociedad más igualitaria.

 

La Moda está mandando mensajes contundente en relación a los Derechos de la Mujer pero, también en cuanto a percepción de la figura femenina

La Moda está mandando mensajes contundente en relación a los Derechos de la Mujer pero, también en cuanto a percepción de la figura femenina

 

Así como nuestras predecesoras lucharon por eliminar injusticias en ámbitos que hoy constituyen logros que consideramos cotidianos (derecho al voto, participar en maratones, control de la natalidad, etc.), espero que en un mañana también suene absurdo que las injusticias que evidenciamos hoy también existieron.

 

Fear is not an option” Diane von Furstenberg

Leave a Comment